Transformación Digital

La transformación digital se puede definir como la integración de las nuevas tecnologías en todas las áreas de una empresa para cambiar su forma de funcionar. El objetivo es optimizar los procesos, mejorar su competitividad y ofrecer un nuevo valor añadido a sus clientes.

Por tanto, no se trata simplemente de comprar ordenadores más potentes, almacenar datos en la nube o instalar un ERP. La transformación digital implica un cambio en la mentalidad de los directivos y los empleados de las organizaciones. Es una apuesta de futuro hacia nuevos métodos de trabajo que aprovechen todo el potencial de la digitalización.

Incorporar la digitalización en todos los procesos de la empresa genera ventajas competitivas innegables a corto y largo plazo

Beneficios de la Transformación Digital

1. Mayor Flexibilidad En El Trabajo

Durante muchos años el trabajo fue sinónimo de rigidez. Para llevarla a cabo, se necesitaba un lugar y un horario de oficina determinados, porque las herramientas necesarias estaban allí.

Con la digitalización, la flexibilidad para realizar tareas es mayor. Los conceptos de trabajo a distancia y equipos globales se hacen realidad. Las tareas diarias se realizan a través de Internet y todas las herramientas y softwares están disponibles en línea.

La mayor flexibilidad permite las consiguientes ventajas para las empresas. Los ejemplos incluyen un mayor potencial de adaptación a los cambios en curso, una mayor satisfacción de los empleados y una mayor facilidad de innovación. Así, tanto las empresas como los talentos se benefician.

2. Optimización De Tareas

Una de las principales ventajas de la digitalización en las empresas es la optimización de las tareas repetitivas.

Durante mucho tiempo, el trabajo fue completamente manual, largo y agotador.

Con los avances tecnológicos, las tareas repetitivas pueden ahora optimizarse e incluso automatizarse, lo que permite a los directivos y a los equipos ganar agilidad en su trabajo y dedicarse a las actividades que requieren más atención. En consecuencia, también se reduce el tiempo de espera en el servicio de atención al cliente, con lo que se benefician tanto la empresa y sus empleados como el consumidor final.

3. Optimización De La Mano De Obra

Con la optimización de las tareas, también se optimiza la plantilla, compuesta por la suma de profesionales que forman parte de la empresa. De este modo, la empresa puede obtener mejores resultados y atender mejor a sus clientes finales.

Una vez más, es evidente que la digitalización en las empresas es de gran ayuda.

El proceso permite simplificar contrataciones y ayuda a la formación de los empleados. Además, la alineación y retención de talentos con competencias y técnicas de comportamiento compatibles con la cultura de la organización también se vuelven menos complejas. Así, todo el trabajo diario se beneficia.

4. Mayor Enfoque Estratégico


Con la digitalización, muchas de las tareas operativas repetitivas y burocráticas pueden dejarse en manos de la tecnología y el profesional puede dedicarse a las tareas más estratégicas y decisivas.

Para los talentos, esto proporciona más calidad de vida, un sentido de propósito y un enfoque en lo que es importante. Para la empresa, promueve una mayor orientación estratégica, calidad en las rutinas operativas y alineación de la plantilla.

La potenciación tecnológica ha hecho que el 92% de las empresas reinventen sus modelos de negocio. De ellos, el 95% dice estar orgulloso de los nuevos cambios realizados, según datos de la Agenda 2021.

5. Reducción De Costes

El proceso de digitalización en las empresas reduce los costes, ya que la empresa se vuelve más ajustada, ágil y centrada en lo que hay que hacer.

Así, se evitan los gastos con errores y fallos, así como los gastos no estratégicos. Por lo tanto, es posible construir una empresa más rentable.

6. Mayor Seguridad De Los Datos

Gracias a la digitalización, la información interna y de los clientes puede almacenarse en bases de datos protegidas por una codificación de máxima seguridad.

De este modo, la información confidencial es menos susceptible de perderse o filtrarse y los datos específicos se encuentran fácilmente.